Acróstico de Horacio Proviene de Horatius, de hora, posiblemente como veneración a Hora, diosa de la juventud; en su forma gentilicia, fue el nomen de una familia romana, la Gens Horatia.   Honorable ¡como un Cónsul! (verbigracia: Antigua Roma) Oportuno en el instante y exaltando poesía, hay Romanticismo puro en tu nombre, porque asoma Ademanes de nobleza, indultando en pleitesía. Corre, ¡corre! mas no hay prisa… Tictaqueando va el reloj Indulgentemente siendo medidor: es portavoz, de Ojaláses y de ¡siempres!, instantes que hacen la vida, y así Horacio es cual espacio     que engrandece la cabida. jazmin@iturrima.com  
Volver al Indice Volver al Indice
    Acróstico de HORACIO Proviene de Horatius, de hora, posiblemente como veneración a Hora, diosa de la juventud; en su forma gentilicia, fue el nomen de una familia romana, la Gens Horatia.   Honorable ¡como un Cónsul!     (verbigracia: Antigua Roma) Oportuno en el instante y     exaltando poesía, hay Romanticismo puro en tu     nombre, porque asoma Ademanes de nobleza,     indultando en pleitesía. Corre, ¡corre! mas no hay     prisa… Tictaqueando va el reloj Indulgentemente siendo     medidor: es portavoz, de Ojaláses y de ¡siempres!,     instantes que hacen la vida,     y así Horacio es cual espacio     que engrandece la cabida. jazmin@iturrima.com  
Volver al Indice Volver al Indice